Sana y delgada con la dieta de otoño.

Publicado 25 julio, 2012 por rocio morales

En otoño se suelen dar por terminadas las vacaciones: nos reincorporamos al trabajo y los más jóvenes vuelven a la escuela. El cambio estacional y volver a la rutina del trabajo nos hacen sentir un poco cansadas y estresadas.

Conviene incluir en nuestradieta alimentos como pasta, arroz, legumbres o patatas que aportan energía y son pobres en grasas. Tampoco deben faltar las vitaminas y los minerales, recordando que el estrés puede influir en su pérdida.

“Para adaptarse a la llegada del otoño a través de la cocina diaria se debe recurrir a alimentos que aporten energía, calienten y aporten las calorías suficientes para contrarrestar el frío exterior. Esto se traduce en reducir las comidas y bebidas frías y escoger con preferencia los alimentos estacionales. Las ensaladas pueden dejar espacio en los menús semanales a las sopas y las cremas, mientras que las frutas frescas cederán terreno a las asadas, al horno o en compota”, explicaMarisela Salas, directora general de DietaGourmet.

HORTALIZAS Y VERDURAS DE TEMPORADA

Los meses de otoño son idóneos para llenar la cesta de la compra de variedad de hortalizas y verduras del tiempo, como berenjenas, zanahorias, puerros, cebollas, lechugas y escarolas y todo tipo de coles.

Unas y otras contienen compuestos que, además de ser los saborizantes y aromatizantes naturales de estas hortalizas, también se distinguen por sus cualidades funcionales antioxidantes y antiinflamatorias.

Estos dos efectos son esenciales para que los alimentos sirvan de ayuda al organismo para afrontar los resfriados, gripes e infecciones, comunes en los cambios de estación.

PROTEÍNAS SANAS Y FRUTA DE ESTACIÓN

Huevos, Pescados, tanto blanco como azul, y carnes magras como pollo, ternera o pavo pueden ser también complemento ideal para los días de otoño, añadiendo en la dieta fruta de temporada como uvas, peras, manzanas, plátanos o frutos del bosque.

“Para el desarrollo normal de todas las funciones vitales los humanos precisamos del aporte regular de unos 40 componentes nutritivos distintos. Si falta uno solo o lo tomamos en cantidad insuficiente aparecerán síntomas carenciales más o menos graves. Una dieta normal debe aportar energía (calorías), macronutrientes (grasas, proteínas e hidratos de carbono) y micronutrientes (vitaminas y minerales) en  cantidades determinadas y agua”, explica la Doctora Susana Monereo, Jefa de Endocrinología del Hospital Universitario de Getafe en Madrid.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: